Zona ajardinada y piscina en viv. unif. en Los Girasoles

El clima mediterráneo incita a vivir al aire libre, y contar con una vivienda con jardín particular es todo un placer que se disfruta durante prácticamente todo el año, por lo que es interesante mantenerlo acondicionado para sacarle el máximo partido.

El jardín de nuestros clientes estaba algo deteriorado, la piscina tenía fugas y el pavimento se había desprendido en ciertos puntos, por lo que requería de una intervención completa.

Lo primero fue demoler la piscina existente y el cuarto de bombas para dar paso a una nueva piscina realizada in situ con hormigón armado y totalmente equipada.

Antes de reparar el pavimento general, se demolieron unos antiguos pozos que se encontraban cegados mediante forjados y se rellenaron y compactaron para garantizar su resistencia.

Se delimitaron varias zonas reservadas para la vegetación mediante bordillos de hormigón prefabricado y para el acabado de las zonas de paso se optó por hormigón impreso en dos colores, creando un juego de contrastes entre la zona de la piscina y el resto del jardín.

Por último, se techaron las puertas de acceso a la vivienda para generar zonas de sombra y se instalaron barandillas en las escaleras de acceso. Y así, con unas sencillas intervenciones nuestros clientes cuentan con un nuevo y espléndido jardín.