Pertenecen al último movimiento vanguardista en la arquitectura

Las fachadas ventiladas son uno de los sistemas que más se están utilizando para la construcción en la actualidad. Se trata de un mecanismo que es una de las últimas aportaciones de la arquitectura moderna, y que permite además de ofrecer una imagen modernizada y exclusiva, disfrutar del confort y el bienestar en el hogar, así como disfrutar de un fuerte ahorro energético.24060134_l

Consiste en un cerramiento exterior, que se ancla a la fachada interior del edificio a través de una estructura auxiliar, que será la encargada de sostener la hoja exterior. Entre el hueco que queda entre la fachada original y el cerramiento exterior, se aloja una capa de aislamiento que actuará como un colchón térmico, y permitirá la circulación de aire a través de la fachada. Esto hace que se creé una cámara de aire en el hueco que queda entre la capa de aislamiento y las hojas.

La cámara de aire ventilada será la que permita la circulación del aire a través de la fachada, evitando que se produzcan altos niveles de humedad. El principal funcionamiento de este mecanismo, es conseguir que la transmisión de calor hacia los edificios sea menor en los los meses más calurosos, mientras que en los meses más fríos, el calor se quedará dentro de los edificios ofreciendo un mayor confort. Esto se consigue porque la radiación solar que llega del exterior, actúa directamente sobre la fachada aumentando los niveles de temperatura.

Así se consigue una ventilación de la cámara aislante de forma totalmente natural, lo que permitirá que tengas que utilizar mucho menos la calefacción o el aire acondicionado, lo que conllevará a un ahorro energético y económico muy considerable. Evitarás los cambios bruscos de temperatura en el interior de las viviendas, lo que permitirá disfrutar de una temperatura mucho más estable en cualquier época del año.

Las hojas exteriores son las que se encargan de proporcionar un acabado estético, ya que serán la cara visible del edificio, y suelen utilizar materiales como la cerámica, la piedra natural o las placas laminadas entre otros. Deben contar con diferentes aperturas que permitan la renovación del aire constantemente, así como con unos vierteaguas que garanticen que no va a entrar agua en el edificio.

31776173_l

Indispensable en la arquitectura actual

Se trata de una opción que está siendo muy utilizada en las construcciones actuales, y es que aunque presenta un precio algo superior, ofrece grandes beneficios a la larga, tanto a nivel económico como de comodidad y bienestar. Las fachadas ventiladas permiten un ahorro de hasta un 30% respecto a las fachadas convencionales. Aportan un aire más caliente en invierno y un aire más frío en verano.

Además de las ventajas comentadas anteriormente, hay que destacar la facilidad y la rapidez que supone su instalación. Son muy fáciles de registrar y resultan muy ligeras, por lo que no tienen problemas para adaptarse a los correspondientes huecos de las fachadas. Apenas necesitan mantenimiento y se reparan muy fácilmente.

Se muestran como una solución ideal y que además aporta una imagen totalmente renovada. Son perfectas sobre todo para aquellas ciudades en las que se producen altos niveles de temperatura, ya que con las fachadas ventiladas, disfrutaras de una temperatura mucho más estable.

Con todas estas ventajas, ¿a qué esperas para apostar por una fachada ventilada en tu edificio?