No hay duda de que la primera impresión que tienes de un edificio es la más importante, ya que será la que se encargará de generar las primeras impresiones. Aquí la fachada desempeña un papel protagonista al ser lo primero que entra por tus ojos, de modo que merece la pena prestarle una especial atención, ya que tendrá mucho que decir.

Y además de por la parte estética, el revestimiento de tu fachada será fundamental para proteger el edificio de los fenómenos meteorológicos y para conseguir el mejor aislamiento térmico en las viviendas. Por ello hemos creído que resultaría interesante realizar un post en el que hablásemos de los diferentes tipos revestimientos de fachadas y los materiales más utilizados, ya que de ellos dependerá que consigas acertar.

Son muchos los diferentes materiales que se pueden emplear en el revestimiento de una fachada, pudiendo escoger entre madera, piedra, estuco, metal y un largo etcétera que dependerá tanto de las condiciones de cada edificio como de los gustos de cada persona o constructor. Dependiendo del material escogido se conseguirá un estilo arquitectónico u otro, que se adaptará en mayor o menor medida a lo que andas buscando, de modo que presta atención y toma nota.

sl_fachadas2

Metal

El metal se muestra como uno de los materiales más utilizados en el revestimiento de fachadas, especialmente en aquellos edificios antiguos que buscan una rehabilitación del exterior con la intención de ofrecer una imagen más moderna y actual.

Las posibilidades entre las que elegir son enormes, pudiendo escoger entre diferentes opciones que te permitirán disfrutar del aspecto deseado. Es un material muy utilizado especialmente en las fachadas ventiladas.

Piedra natural

La piedra natural se muestra como una apuesta segura para aquellas viviendas que buscan un estilo clásico y elegante, ofreciendo un plus de distinción y calidad superior al que pueden ofrecer otros materiales.

Dentro de la piedra natural existen diferentes materiales entre los que escoger; granito, mármol, pizarra, etc., cuya elección dependerá de la imagen que se quiera transmitir así como de las condiciones de cada edificio.

Piedra artificial

La piedra artificial es otro de los materiales que más se están utilizando hoy en día, debido a que ofrece un aspecto similar al de la piedra natural a un precio que se ajusta mucho más a todos los bolsillos. Consigue un aspecto muy realista que se ajusta sin problema tanto a tus gustos como a tus necesidades.

Madera

La madera es un material que cada vez se está haciendo más habitual en el revestimiento de fachadas exteriores debido a que ofrece una enorme versatilidad, adaptándose sin problema tanto a los estilos más tradicionales como a los más contemporáneos, ofreciendo además una sencillez y una calidez que permite diferenciarse del resto.

Eso sí, la madera es un material que se muestra especialmente susceptible a los fenómenos meteorológicos, por lo que es importante acertar con el tipo de madera adecuado.

Estuco

El estuco es posiblemente el material que más nos encontramos en los edificios convencionales de las ciudades de nuestro país. Resulta un material económico y que ofrece unos grandes resultados y una gran resistencia. Preparado a base de arena, cal y agua, permite conseguir diferentes texturas y combinarlo con otros materiales para conseguir un acabado más exclusivo.

Aluminio y cristal

La combinación entre aluminio y cristal ofrece un diseño moderno y elegante, siendo muy utilizada por aquellos edificios vanguardistas que buscan la innovación en el exterior. Estructuras de aluminio con cristaleras que ofrecen una luminosidad y un estilo diferenciador que cada vez se está teniendo más en cuenta.

Cerámica

La cerámica es sin ninguna duda uno de los materiales más utilizados a la hora de revestir fachadas a lo largo de la historia. Se muestra un material altamente resistente y que ofrece un acabado perfecto, con un comportamiento excelente tanto a nivel técnico como estético.

Se muestra como un material muy ligero que apenas necesita mantenimiento dada su elevada durabilidad, lo que le ha permitido mostrarse como una de las principales opciones.

Una vez hemos repasado los principales materiales utilizados en el revestimiento o recubrimiento de fachadas, ¿cuál es el que más te ha llamado la atención y el que te gustaría que estuviese presente en el exterior de tu vivienda?

No dudes en contactar con nosotros para obtener más información y paliar todas las posibles dudas que te puedan aparecer.

El exterior de tu vivienda es mucho más importante de lo que parece