La Navidad es un tiempo para estar en familia, en unión. Es un momento de reencuentros, de recuerdos y de mucha carga emocional que se repite año tras año.

Si me detengo un momento a pensar, aunque de forma muy vaga, aún me vienen a la memoria aquellos instantes mágicos que viví en la infancia junto a mis padres, primos, tíos, abuelos y amigos. Aquellos viajes extremadamente largos para un niño, sensaciones de náuseas y mareos, que concluían con gritos, abrazos y besos. Todo era perfecto y lo vivía con extrema ilusión. Una ilusión de juegos, luces, canciones y regalos, que con el paso del tiempo se atenúa al conocer el verdadero valor y sentido de la vida.

A pesar de las ausencias y presencias, de los que faltan y los que están, de la alegría y de la nostalgia, de las pérdidas y los reencuentros… desde esta gran familia que es SIEM os deseamos de todo corazón que paséis unas FELICES FIESTAS.

 

Felices fiestas