Descripción del proyecto

Uno de los encargos que más recibimos y nos hacen nuestros clientes es el de remodelar viejos pisos, una reforma integral de vivienda antigua. Comprar un piso antiguo para reformar es, a menudo, una aventura y una de las mejores inversiones que podemos realizar tanto si es para vivir, como si es para dedicarlo al alquiler.

Estas viviendas ofrecen determinadas características muy atractivas que debemos aprovechar e integrar en la propia remodelación de la casa. Distribuciones antiguas que responden a necesidades de otra época y gustos, quedando hoy en día completamente desfasadas. De ahí, la demolición de tabiquería que suele ser uno de las acciones fijas que realizamos en la mayoría de nuestras reformas integrales, para darle una nueva distribución y una nueva vida más acorde con las necesidades de nuestros clientes.

En esta ocasión, nos encontramos un inmueble antiguo en pésimas condiciones por el paso del tiempo y el abandono. El objetivo era una reforma integral de vivienda antigua, modificando su distribución para que quedase como nueva. Conseguimos un piso de colores neutros y blancos tanto en paredes como en mobiliario, proporcionándole más luminosidad y una mayor sensación de espacio, teniendo en cuenta la distribución alargada de la vivienda.

Algunas de las partidas ejecutadas:

  • Demolición de tabiquería para nueva distribución.
  • Demolición de alicatado y rodapié existente en la vivienda.
  • Alisado de paredes.
  • Colocación de falso techo continúo.
  • Nueva instalación eléctrica y de fontanería.
  • Instalación de extracción de humos para cocina.
  • Preinstalación para dos spilits.
  • Panelado de puerta de acceso a la vivienda por la cara interior de la misma, mediante tablero liso acabado en haya.