Descripción del proyecto

Las comunidades que cuentan con garaje saben que la rampa de acceso es el elemento más sufrido, tiene que soportar el tránsito continuo de vehículos y su desgaste termina siendo muy acusado.

En SIEM conocemos este problema y creemos que la mejor solución es invertir en materiales que alarguen el buen estado de nuestra rampa.
Es cierto que no existen buenos y malos materiales, si no materiales más o menos adecuados para cada necesidad, y para reparar la rampa del parking de nuestros clientes lo más adecuado era la aplicación de un hormigón con armado de fibras de vidrio y acabado con resinas de alta resistencia al tránsito rodado, lo cual además de reducir el polvo generado por el uso, endurece la superficie y dota de mayor durabilidad al elemento.

Uno de los temores más comunes de las comunidades de propietarios a la hora de acometer obras de reparación en garajes es quedarse sin poder utilizar los aparcamientos durante el transcurso de las obras, en SIEM somos consciente de ello y por eso planteamos la reparación en dos fases, de forma que cuentan con una rampa totalmente nueva sin haber tenido que interrumpir el uso del garaje en ningún momento.